Eficiencia Energética V: Ventilación

Ventilación

Disponer de servicios energéticamente eficiente no es otra cosa que poner en práctica la experiencia de desempeño de su industria. En esta ocasión, algunas de las buenas prácticas en ventilación le pueden ayudar a sacar una ventaja estratégica en costos de operación y de mantenimiento.  

  • Mejorar la eficiencia de los equipos que se utilizan en la ventilación, turbinas y otros elementos que impulsan el aire a partir de un motor eléctrico.
  • Mejorar las condiciones de los locales para evitar la ganancia térmica (obtención de calor) tanto interior como exterior, dotándolos de ventilación inducida natural. Con una inversión inicial mayor ahorraban por concepto de energía al lograr resultados idóneos en la ventilación. Se pueden buscar mejores condiciones con la orientación respecto al sol de las instalaciones.
  • Desconectar todos los equipos de ventilación cuando no son necesarios (receso de las actividades) y los que no sean necesarios eventualmente. 
  • Reducir la carga térmica del local, apagando las luces innecesarias y cambiando de ubicación e incluso de local algunos equipos que la acentúan y admitan esos desplazamientos .
  • Abrir puertas y ventanas, evitar los obstáculos que impidan la circulación del aire. No bloquear el flujo de aire cargado entre puertas y ventanas.
  • Reubicar los ventiladores para evitar que el volumen de aire en movimiento esté por encima de las necesidades, desconectando los que no sean necesarios.
  • Velar por que se trabaje con los equipos de mayor eficiencia ( si hay de baja eficiencia usarlos sólo cuando los más eficientes están en su máximo servicio).
  • Pintar con colores claros paredes (interiores y exteriores) y techos para que reflejen la radiación y almacenen poca energía (especialmente en los exteriores, donde nunca debe pintarse más allá de los colores claros).
  • Sustituir motores y equipos sobredimensionados y de baja eficiencia por otros más adecuados.
  • Mejorar las condiciones de aislamiento de los locales (apantallar los rayos solares directos: celosías y aleros u otros métodos similares).
  • Utilizar motores con regulación de velocidad para poder variar los flujos de aire para diferentes condiciones de carga térmica del local (al menos dos pasos de velocidad).

Para mayor información acerca de los servicios para eficiencia energética, ingrese aquí.

Anuncios

~ por palmov en agosto 11, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: