Prospección de superficie y estimación de campos geotermales

Prospección de campos geotermales

Para la realización de la prospección se desarrolla un trabajo con el historial de campo (datos geológicos, climáticos, territorial, etc), generando curvas de presión y de temperatura locales.

Durante el periodo de estudio se recolectan muestras para la determinación de componentes químicos de la fracción líquida, así como los gases acompañantes. Asimismo, se determina el contenido de isótopos estables en condensados de vapor, aguas frías y calientes. En muestras seleccionadas se mide C13 del CO2 para investigar el origen de los gases del reservorio. Los análisis isotópicos se realizan ante un organismo calificado.

Construcción de la línea de aguas meteóricas.

Las muestras de agua fría se recolectan para luego comparar con la recta meteórica al promedio mundial. Esto permite identificar el origen de profundidad de las aguas termales. Con ello se demuestra además la correlación entre la composición isotópica y la altitud asociada al tipo de precipitación ya sea nival o pluvial. El mayor o menor grado de correlación permite conocer a su vez el grado de incertidumbre en la determinación del área de captación del reservorio.

Carácter termodinámico de los fluidos.

Es posible relacionar el contenido isotópico de las fuentes geotermales calentadas por vapor con la profundidad del reservorio. El vapor y los gases que fluyen constantemente a través del reservorio modifican la composición isotópica de la carga térmica de acuerdo al enriquecimiento que tiene el fluido original, estrechamente vinculado al intercambio de O18 entre la roca reservorio y el vapor.

La abundancia de manifestaciones geotermales podrá ser determinada además por la presencia de fallas, grietas y fisuras en el terreno.

Cálculo de las condiciones fisicoquímicas en el reservorio.

Estas condiciones se obtienen mediante la construcción de un diagrama entálpico, el cual permite identificar zonas productivas en el reservorio. Esta información luego se comparará con la obtenida de datos químicos e isotópicos. En el diagrama entálpico se grafican todos los datos de los análisis de gases propios así como las relaciones gas/vapor para calcular la temperatura y la fracción de vapor en el reservorio simultáneamente.

El cálculo de la relación gas/vapor refleja sólo una situación local y no la del reservorio en su conjunto ya que está basado en la relación gas/vapor en el radio de influencia del pozo. No obstante, la ventaja estriba en que no es necesario medir la concentración de CO para calcular las temperaturas y el método recrea una evolución histórica aproximada. De la misma forma, permitirá establecer la existencia o no de relaciones bifásica de fluido del reservorio.

La presión de CO.

Por medio de los análisis químicos de los gases se pueden calcular importantes parámetros fisicoquímicos tales como temperaturas mínima, máxima, presión de CO2, fracción de vapor, relación entre el gas total y el agua y las condiciones redox del reservorio. Se establece la línea de equilibrio por la cual gobierna la temperatura de disolución de minerales y, con ello, unido a toda la información previa, permitirá validar una primera estimación de la profundidad de campo y la naturaleza de recarga hídrica del reservorio.

La misma gráfica permite además identificar el tipo de control que gobierna la producción de gases.

Estimación capacidad de reservorio.

Se utiliza para la estimación de capacidad de reservorio métodos probabilísticos de almacenamiento de calor, permitiendo con ello que las variables varíen en un rango definido, con la probabilidad de cualquier valor particular que es determinado de una distribución definida apropiadamente. En general, existe una variedad de distribuciones de probabilidad posibles de utilizar para describir cada una de las variables. Las distribuciones más populares para este propósito, sin embargo, son la distribución triangular y log-normal, ya que pueden ser sesgadas en varios grados. En la distribución triangular, el mínimo, la forma modal y los valores máximos se utilizan para definir la distribución. Por ejemplo, la temperatura del reservorio se puede definir como una constante con una distribución similar del área del reservorio. Para la distribución log-normal, deben definirse tanto la desviación media y estándar.

Los cálculos para esta evaluación se hacen usando una simulación de Monte Carlo con un rango de valores, más que un solo valor, para cuatro parámetros dominantes, tales como área del recurso, espesor, temperatura media y porosidad.

Anuncios

~ por palmov en agosto 28, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: